Eva Lamarca, en Vanity Fair: [Marina Castaño escribe un libro que, dice, pondrá a todos los traidores en su sitio. Lo hace ahora, justo cuando abandona la polémica presidencia de la Fundación Camilo José Cela, que pasará a manos de la Xunta. Y tras ser condenada a indemnizar con cinco millones de euros al hijo del escritor. La viuda del Nobel le recuerda en el noveno aniversario de su muerte y proclama que hace tiempo que se puso “el mundo por montera”.“No escribiré un libro de venganza, pero sí que levantará polvareda. es algo que debo y quiero hacer”. “Le aconsejaba a Camilo José qué leer. Le decía: ‘Mira esto, merece la pena’. Si no, ni se molestaba en ver lo que llegaba a casa”. “Yo le enseñé a mi marido a decir ‘te quiero’. No lo había dicho en la vida. No se había enamorado nunca”]