NACHO VEGAS, en Público: [Creo que estaría bien que se hundiera, sobre todo la gran industria. Que la música no quedara en manos de las grandes corporaciones, sino que fueran pequeños sellos los que la movieran, que la gente hiciera las cosas con pasión.

Para mi generación, el cinismo era como una figura retórica, como el humor o la ironía, simplemente. Pero luego encontré un cinismo distinto, esa actitud posmoderna de pasar de todo y no comprometerse con nada. Eso fue algo que hizo bastante daño a mi generación. Supongo que tiene que ver con el desencanto de los noventa, que además coincidió con el desencanto de las izquierdas.]