Iván de Moneo, en El País: [Apoyándose en testimonios de la propia actriz y de personas de su entorno más próximo, la autora recoge la lucha interna librada por Sofía durante toda su carrera para mantener a flote su matrimonio con Ponti, una unión que estuvo bajo la lupa de la opinión pública italiana hasta que contó con el beneplácito de la Iglesia. El libro revela que el afamado productor del neorrealismo empleó buena parte de sus energías en dinamitar los conatos amorosos de Loren con grandes estrellas de la época como Cary Grant, que introdujo a la actriz en las fiestas y el glamour del star system, el flemático e inmaduro Peter Sellers o Marcello Mastroianni. "Cary Grant era alto, gallardo y guapísimo. Era un hombre fascinante con una mirada cálida y tierna al mismo tiempo, que en el plató me hacía sentir protegida". Grant enseguida desplegó sus dotes de seductor para apearla de su unión con Ponti. El actor de origen inglés iba ya por su tercer matrimonio, pero eso no le suponía un obstáculo para jurarle amor eterno a la italiana y engatusarla con la doble promesa de un divorcio y un matrimonio relámpago. "Eres tan hermosa, Sofia, y tan fiel. ¿No comprendes que te arruinas la vida? En Hollywood te arrancarán la piel, serás siempre la puta de Ponti..."]