Celia Fraile, en ABC: [Una y otra vez se ha ido aplazando la denominada «explosión del “e-book”» porque no se descargan la cantidad suficiente de títulos que hagan de catalizador. El apartado de lectura digital revela que el 47,8% por ciento de la población lee en ese formato. ¿Qué leen? En su mayoría (37,6%), webs, redes sociales, blogs y prensa (30,7%). A la cola, los libros electrónicos, con el 5,3%. De ellos sólo el 1% lo hace a través de «e-readers».

Luis González, director general adjunto de la Fundación Sánchez Ruipérez, añade: «Mientras en Estados Unidos ves un título en el catálogo y lo puedes descargar para leer en el momento, en España todavía no existe un acceso cómodo y agradable a los libros electrónicos. Pero desde nuestra fundación, dedicada a la I+D de la lectura, vemos que eso será así cuando las editoriales tengan un mercado suficiente. Todavía es incipiente». A todos ellos hay que sumar la alargada sombra de la piratería. Antonio María Ávila aclara que «los datos demuestran que las fuertes inversiones que requiere la edición digital no tienen retorno, no resulta muy rentable».]