JUAN LUIS GALIARDO, en El Progreso: [En mi caso me ayudó el pisiquiatra, pero también 'Edipo rey' , 'Creonte', los 'donjuanes', los personajes de las obras que interpreté. En todos los personajes encontré puntos de apoyo que solidificaron mi madurez. No sólo fui yo con mi mismidad, fue también lo que me llegó por Kant, Kierkeekegard, por todos los que pensaron antes por mí. Ellos me ayudan a fabricar con su consejo. Estuve leyendo una selección de  filosofía clásica, desde los epicureos a los filosófos del catolicismo. Beber todo eso me ayudó para las relaciones sobre mi vida. No nos podemos regir solamente por las leyes de la naturaleza, está muy bien lo que piensa el pastor o el marinero, pero hay que ir a los clásicos para aprender a soportar la vida.]