CASTROJulio Soria, en El Correo Gallego: [Dirigente polémico donde los haya, Fidel Castro tiene tantos seguidores militantes como enemigos declarados. El dibujante Reinhard Kleist no se adscribe a ninguno de estos bandos, sino que mantiene una posición equidistante en su cómic Castro, una biografía ilustrada del histórico líder cubano. "Mi objetivo era informar acerca de la Revolución y de Castro: qué tipo de personaje era, de dónde venía y cómo se formó su carácter. Pero también quería hablar de los problemas que generó el proceso revolucionario, como el papel de los artistas o la restricción de la libertad de prensa", señala Kleist (Colonia, Alemania, 1970). "Quería retratar a Castro, ese hombre tan diferente de todos nosotros. ¿Cómo se convirtió en el hombre que hay detrás de la barba y el uniforme? También intento describir la fuerza y belleza que hay en cada revolución, como hemos podido comprobar recientemente en los países árabes. Los problemas se producen más tarde, cuando llega el momento de lidiar con el poder", apostilla el autor.]