María Abades, en ECG: [Fuentes solventes ni confirmaron ni desmintieron a EL CORREO GALLEGO que la Policía pueda haber recibido una llamada anónima desde un teléfono público, desde un teléfono público, en la que se indicaba que ayer, festividad de Santiago Apóstol, se iba a devolver el Códice Calixtino bajo la fórmula del secreto de confesión. Según informó el periódico La Gaceta, esta llamada se produjo la semana pasada, y la conversación fue "muy creíble" a propósito del posible paradero del Códice.Los agentes que investigan el robo del Codex Calixtinus consideran que el libro podría ser devuelto en algún templo del Norte de España, aunque no en la Catedral de Santiago. Así, fuentes de la investigación sugieren que el ladrón o los ladrones podrían valerse del secreto de confesión para comunicar el paradero de la obra, aunque el supuesto caco, en conversación telefónica, no aludió "ni al cuándo ni al lugar" de la devolución.]