Cristina Jolonch cuenta en La Vanguardia la transmutación del restaurante El Bulli en Bulli Foundation: [Nada menos que René Redzepi , Joan Roca, Andoni Luis Adúriz (que encabezan la lista de los mejores restaurantes del mundo), José Andrés (elegido mejor cocinero de Estados Unidos), Grant Achatz y Massimo Bottura. Los grandes de la cocina que en su día se contagiaron del espíritu de El Bulli y que hoy recordaban, emocionados, hasta qué punto quedaron marcados por su experiencia en la cala Montjoi. No hablaron de platos, ni de técnicas, pero sí de generosidad, de apertura de mente, de trabajo en equipo... “Gracias por haber dado libertad a mi imaginación”, decía René Redzepi; Andoni Luis Adúriz confesaba no encontrar palabras para expresar las emociones: “yo no haría lo que hago en Mugaritz si no hubiese estado antes aquí. Conocí un Bulli de valores, de compromiso, de muchísimo esfuerzo, en una época en que éste era un proyecto criticado”. El italiano Massimo Bottura explicaba que compartió su estage con René Redzepi “y discutíamos sobre cocina, hasta que me di cuenta de que la lección aquí iba por otro camino: era algo emocional, aprendí a ser libre”.]