As táboas da lei os periodistas de Gonzalo Peltzer e Toni PIqué para que tuiteen:

1. Emplea Twitter para lo profesional. Traslada las relaciones personales a Facebook, al correo-e, al sms, al teléfono o al bar. 

2. No sigas a nadie si no añade valor a tu TL. hay asuntos cuyo lugar natural es un blog y no Twitter y al revés. Etc. Más: a quien tuitea tres o cuatro veces qué o dónde come, que el pequeño se le hizo caca en el freno de mano y similares >>> unfollow.

3. Revisa, verifica y pon al día im-pla-ca-ble-men-te, cada semana, la lista de gente a la que sigues, las listas que manejes y tus búsquedas guardadas. 

4. Reduce todo lo que puedas el número de seguidos, listas y búsquedas. Hay buenos retuiteadores que te ahorran el trabajo de seguir a sectores o especialidades enteras.

7. Para verificar de urgencia una fuente: fíjate en quién le sigue y si los mensajes de su TL tienen coherencia, forman un relato con sentido

8. Cuida tu marca y recuerda que si trabajas para un medio establecido muchísimas personas identificarán tu TL con el medio. No vale retuitear todo o retuitear lo que te cae bien, etc. Lee antes las piezas que quieres retuitear aunque vengan de tu seguido más fiable.

9. No pierdas el tiempo ni lo hagas perder: ni la maldad de la guerra ni la renovación del Tratado Start se resuelven en Twitter.

11. Si la pifias en público, rectifica en público. Discúlpate. Ni te borres ni disimules: todo se sabe y es peor. La credibilidad de tu avatar es más que la suma de tus 'aciertos'.

12. Esfuérzate y no seas pesado con tus tuits. Programa los que no son urgentes a horas agradables. Tuitea cuando quieras pero al menos ten un momento fijo para aparecer en el TL: tus seguidores acabarán esperándote